Thursday, October 26, 2006







Ficha Técnica

Título: Crónica de una muerte anunciada

Autor: Gabriel García Marques

Editorial Sudamericana, S.A.

Humberto 1531, Buenos Aires.

Páginas: 192

Palabras claves : Crimen, deshonra, venganza, confusión, ambigüedad

Fuentes Bibliográficas: Biblioteca Encarta 2006


El nombre del autor de esta extraordinaria obra es Gabriel García Márquez. Nace en 1928, es escritor, periodista y premio Nóbel colombiano, además es considerado una de las figuras más representativas de la narrativa del siglo XX.

Nacido en Aracataca (departamento de Magdalena), muy pronto se traslado a Bogotá con su familia. Allí se formó inicialmente en periodismo, aunque también estudió derecho. A mediados de la década de 1940 comenzó a publicar en varios periódicos sus primeros artículos,cuentos y crónica de cine.

Debido a sus ideas políticas, se enfrentó con el dictador Laureano Gómez y con su sucesor, el general Gustavo Rojas Pinilla, y hubo de pasar las décadas de 1960 y 1970 en un exilio voluntario en México y España. El compromiso político de García Márquez está integrado en su obra y se originó en el marco histórico de la Colombia del Bogotazo y todo el período de violencia que le siguió. Defendió la Revolución Cubana pero, a diferencia de muchos, continúa apoyando a Fidel Castro.

En 1986, ya premio Nobel, y precisamente por la repercusión internacional que tiene cualquiera de sus actividades, promovió la fundación de la Escuela Internacional de Cine y Televisión de San Antonio de los Baños (Cuba). Forma parte de la Fundación del Nuevo Cine Latinoamericano, que también impulsó y de la cual es presidente.

"Crónica de una muerte anunciada" es una de las mejores obras escritas por García Márquez. A pesar de que esta obra fue publicada en 1981 su éxito continúa siendo muy notable. Constituye su obra más realista, ya que se basa en un hecho histórico ocurrido en Colombia su tierra natal. Con respecto a esto Márquez señaló en una entrevista: “No hay ni una sola línea en ninguno de mis libros que no tenga su origen en un hecho real” y en este libro es indudable.

Es importante señalar, que en este libro Márquez mezcla mito y realidad, lo que hace que sus libros sean sorprendentes y cautivadores. En este caso el mito sirve como punto de partida a de la realidad, porque alguna vez ha tenido que existir ese mito, de manera absolutamente natural. La misma realidad siempre está potenciada por el conjunto de unas líneas tan cargadas de una atracción que conquistan al lector a la novela desde el principio.

La novela comienza por el final: diciendo que Santiago Nasar ya esta muerto, y que lo mataron los hermanos Vicario para vengar el honor deshonrado de su hermana Ángela. Esto provoca que el lector se inmersa en el relato, ya que lo mantiene tenso e intrigado con el origen de la muerte de Nasar.

Otro punto a señalar, es la manera en que Márquez describe los hechos y su alrededor, es impresionante cómo la imaginación se despierta mágicamente y hace que el tiempo simplemente desaparezca.

La novela usa el método desde lo particular a lo general, pues la muerte de Santiago hace que el relato se desarrolle intensamente.

La novela cuenta con un narrador en tercera persona y además es testigo de algunos hechos asume años después del suceso.

El punto de vista desde el cual se narra la historia es cambiante: posee multi-perspectivismo, por lo que la visión de los hechos se presenta no sólo desde el punto de vista del narrador, sino que también de los demás personajes (protagonistas y testigos de los hechos).

La narración manifiesta un claro gusto por el detalle y por la puntualización de todos los pormenores. El 'realismo mágico' se observa en el gusto por insertar lo extraordinario dentro de la normalidad de lo cotidiano.

Esta espectacular obra nos cuenta que en un pequeño pueblo cerca de la costa caribeña se va a casar Bayardo San Román y Ángela Vicario. Después de haber celebrado su boda, la pareja se retiró con dirección a su nueva casa en donde Bayardo descubre que su esposa, Ángela Vicario, no es virgen. Ante semejante situación Bayardo violentamente devuelve a su esposa a la casa de sus padres. Más tarde, Ángela, tras la interrogante de sus hermanos: ¿quién te hizo esto? acusa al inocente Santiago Nasar de su deshonra. Sabido esto, los hermanos Vicario, obligados a defender el honor de la familia, van en búsqueda de la muerte de Santiago Nasar lo que provoca que todo el pueblo se entere de su propósito menos el pobre Santiago. Luego de una secuencia de hechos que impiden que Santiago se entere de su amenaza mortal, es acuchillado en la puerta de su casa por los hermanos Vicario por un delito que nunca cometió.

Esta novela insólita y mágicamente capta la atención del lector a través de su final, haciendo que éste se sienta inmerso en una tensión que se potencia cada vez más con la ambigüedad de los hechos que van en desventaja del protagonista. Estos hechos incitan a reflexionar profundamente acerca de el por qué Santiago no se entera de lo que le deparaba el destino. Es difícil comprender que las personas que sabían cual sería el desenlace de Santiago, no se lo dijeran sólo por dudar de la verdad que conocían y por creer fehacientemente que él ya sabía de su amenaza mortal.

Lamentablemente, algo similar ocurre dentro de la sala de clases, ya que la mayoría de los estudiantes no son capaces de decir lo que piensan por temor a equivocarse y/o dudar que lo que creen firmemente puede ser reiterativo o sin valor alguno. Esto se debe a que el aula carece de un ambiente que brinde instancias de libertad de expresión, en donde el estudiante descubra que no existe una verdad absoluta y que él posee la capacidad y tiene todo el derecho de crear y transmitir ideas o pensamientos sin que necesariamente este equivocado. Nosotros como futuros docentes tenemos que crear espacios e instancias para que nuestros estudiantes crezcan sabiendo que tienen la libertad de pensar, de crear sus propias concepciones acerca del mundo y que pueden transmitir lo que deseen sin temor porque nadie es dueño de una verdad absoluta, ni siquiera nosotros.

Por otra parte, la crónica apuesta a temas claves como la venganza, creer inmediatamente en acusaciones que están faltas de pruebas (en este caso la falsa acusación hecha por Ángela que fue automáticamente creída por sus hermanos), el temor de decir la verdad, etc. Cada tópico acontece en el relato de la obra en un espacio hostil tal cual como es el mundo de hoy. Hoy en día, en nuestra moderna sociedad continúa existiendo la venganza, la competitividad, además se nos entrega supuestas verdades y cada individuo da por hecho lo que aparece en periódicos y sobre todo en la televisión. Hoy, vivimos un contexto histórico que limita y que no permite que el ser humano reflexione acerca de la vida, de lo que lo rodea, de lo que le imponen, sino que sólo se deja llevar por el pensamiento masivo y sometido al sistema de mercado que predomina.

Pero a pesar de ello, hoy, la mayoría de los jóvenes de nuestro país ha despertado y ha renacido al reconocer que lo que les han impuesto como verdad no apalea ningún valor concreto. Todo lo que no aceptan de su sistema educacional los ha motivado a luchar por sus derechos y por recibir la educación de calidad que merecen. Esta actitud al principio provocó un espanto en los padres y apoderados, pero luego creo la instancia de dilucidar y comprender que realmente no se les entrega lo que realmente se deberían recibir y así los adultos dieron cuenta de las fallas uno de los sistemas que se les ha impuesto.

Crónica de una muerte anunciada despierta la desesperación del lector al momento de dar a conocer el final, lo que se traduce en una manera muy poco usual de encantar a un lector, además demuestra que no sólo lo establecido debe ser la manera de llevar a cabo un proyecto, sino que existe la libertad de realizar todo aquello que nuestra mente conciba como innovador o creativo, cada uno de nosotros puede hacer de las utopías un realidad concreta, sobre todo nosotros, futuros docentes que soñamos con una pedagogía dialógica, emancipadora , crítica y socializadora.

Es preciso que como futuros docentes no olvidemos nuestras utopías, pues debemos vivir de ellas y por ellas y con ello hacer de la educación una excusa para formar personas felices, sobre todo hoy, que vivimos en un mundo sin ideales y donde sólo importa el orden y cumplir lo programado.

Wednesday, October 18, 2006

comentarios: